Bolaño Hiperbóreo

Microreelato:

Autor: Yezid Arteta Dávila

BolañoBOLAÑO HIPERBÓREO

Él bebe el café a sorbitos y observa las cubiertas de los dos libros que ha extendido sobre la mesa. Los ha comprado hace unos instantes en una librería de Voralmstrasse. Levanta la mirada y a través de uno de los cristales del bar observa al otro lado de la calzada a una mujer que se resguarda de la lluvia debajo de un alar.

Ella se frota las manos tratando de protegerse del frio. Las rachas de viento golpean su cara sin piedad. Clava la mirada hacia la entrada del bar como esperando la salida de alguien.

Él deja de mirarla y vuelve los ojos contra la mesa. Se sorprende al mirar un pequeño animalito que se desplaza pesadamente sobre el lomo del libro más grueso. Con sumo cuidado toma la criaturita con dos dedos de la mano derecha y la observa detenidamente. Sonríe al descubrir que es un caracol.

Imantado por una extraña intuición levanta la cabeza y busca con sus ojos a la mujer. Se ha ido. Guarda la caracolita – se le ocurre que es hembra – en uno de los bolsillos de la chaqueta y se dirige aparatosamente hacía la puerta de salida y gana la calle. Ha empezado a nevar. Corre como un chiflado. Desea alcanzar a la mujer que ha desaparecido al doblar por una esquina.

El camarero va hasta la mesa y levanta con sus manos pecosas uno de los dos libros que el hombre ha abandonado en su huida. Se rasca la cabeza. No entiende nada sobre el extraño título impreso en una de las tapas: 2666.

Escrito durante un invierno en Munich

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Crónicas y Relatos. Guarda el enlace permanente.