TORIBIO: PULP FICTION

Los hechos recientes del Cauca hicieron despertar al país del sueño del fin de la guerra. Análisis del columnista de Arco Iris Yezid Arteta.

Recuerdo que los últimos combates que tuvo el extinto M-19 antes de iniciar con el gobierno, presidido por Virgilio Barco, un proceso de diálogo y negociación en Santo Domingo, Cauca, sucedieron por los lados de Toribío. Muy cerca de allí, en un pliegue de la CordilleraCentral, localizado entre los límites de los municipios de Corinto y Toribío, estábamos reunidos en una especie de minicumbre varios mandos pertenecientes a las agrupaciones guerrilleras que formábamos en ese entonces la Coordinadora GuerrilleraSimón Bolívar (CGSB) en el occidente del país. A pesar de que los acuerdos entre el gobierno de Barco y Carlos Pizarro, en nombre del M-19, ocurrían sotto voce los tiros seguían. El ensordecedor ruido de la guerra no siempre es sinónimo de “hecatombe” o un vaticinio de que vendrán tiempos peores. En muchas circunstancias la agudización en el plano militar puede ser la señal de un tiempo nuevo, un período de luz y cordura. Quisiera que los sucesos de Toribío y sus alrededores  fueran los coletazos de una guerra que llegó a su máximo techo y que no cuenta con más espacio para seguir avanzando y continuar “disminuyendo la estatura del ser humano”, tal como lo destacaba en un reciente escrito, Joaquín Gómez, miembro del Secretariado de las FARC. Situaciones extremas, similares a lo acontecido en el norte del Cauca, han acontecido en diferentes lugares de la tierra como antesala de un acuerdo que puso fin a una guerra.

Hago remembranza de este suceso porque desde que se tiene noción del actual conflicto colombiano, el nororiente del Cauca y particularmente la zona rural de Toribío nunca ha dejado de ser un lugar donde se muere con la convicción de estar cambiando el estatu quo o se mata con la seguridad de que las cosas seguirán tal como han estado siempre.  Cronológicamente, Toribío es la impronta de lo vieja que es la guerra en Colombia y lo anacrónico y peregrino que significa…

Sigue este artículo en el siguiente enlace:

http://www.arcoiris.com.co/2012/07/toribio-pulp-fiction/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Guerra y Paz. Guarda el enlace permanente.